Sáb. Oct 24th, 2020

diariodevichada

Otro sitio realizado con WordPress

Empleo: en dos años se recuperaría lo perdido | recuperación económica | Empleo | Economía

3 min read



Dos años serán necesarios para recuperar los trabajos perdidos durante la pandemia por el coronavirus, y al cierre del 2020 el país terminaría con la tasa de desempleo en doble dígito, que estaría entre 14% y 15%, según las proyecciones del Gobierno. (El futuro del empleo: ¿qué nos espera?). 

Ante este panorama, expertos llaman la atención sobre la necesidad de tomar medidas urgentes que mitiguen los impactos de la destrucción de puestos de trabajo.En su programa ‘Prevención y Acción’ del jueves pasado, el presidente Duque aseguró que su pronóstico es cerrar el año con una tasa de desempleo de 14%, después de que el dato de agosto bajara a 16,8% y luego de que en julio se registrara un 20,2% en ese indicador, un dato que no se veía desde 2001. (En agosto se recuperaron 1,7 millones de empleos perdidos). 

Por otro lado, el consejero económico de Duque, Víctor Múñoz, le dijo al diario EL TIEMPO que el plan es que el desempleo no supere el 15% al cierre de este año y que, además, se logren recuperar los puestos de trabajo perdidos en los próximos dos años con el plan de reactivación del Ejecutivo, con el que contemplan una inversión que asciende a los 170 billones de pesos, con recursos mayoritariamente de privados, y con los que crearían más de un millón de empleos. De acuerdo con el Gobierno, esas nuevas oportunidades laborales se crearán a través de 400 proyectos, que son en su mayoría de infraestructura, transporte, energía, minas y transformación digital. Como lo ha revelado Portafolio en días pasados, estas iniciativas de reactivación se ejecutarían en un periodo de entre 3 y 10 años, por lo que los expertos llaman la atención de la necesidad de tomar medidas urgentes. Eso porque mientras la Misión de Empleo, -creada para diagnosticar y dar ideas para una reforma laboral-, da sus recomendaciones hasta el otro año, el mercado laboral se puede seguir debilitando.

De hecho, la facultad de economía de la Universidad de los Andes publicó recientemente un informe en el que hace una revisión del impacto que ha tenido la pandemia en el mercado laboral y la necesidad de tomar medidas. “Entre el segundo trimestre de 2019 y 2020 la caída en el número de personas que reportaron tener una ocupación fue de 21,8%, casi 4,9 millones de puestos de trabajo perdidos”, apuntan.

“Aunque las cifras más recientes indican que finalmente en agosto se comienza a ver una recuperación, entender los diferentes ángulos del problema laboral que se enfrentó en la peor fase de la crisis es clave para guiar medidas que ayuden a una mayor y más rápida recuperación”, agrega el comentario de la universidad.

En ese panorama, como ya se ha alertado en varias ocasiones, preocupan los efectos que está teniendo la crisis en las mujeres, con una tasa de desocupación histórica en julio, los jóvenes y los informales.

Cristina Fernández, investigadora de Fedesarrollo y experta en empleo, explica que si no se toman medidas, recuperar el sector puede tardar más de cinco años, teniendo en cuenta que ese fue el tiempo que demoró el país en restaurar el mercado laboral después de la crisis de 1999. “Las medidas estructurales serán necesarias lo más pronto posible porque, de otra forma, seguiremos viendo en el mercado laboral los efectos de problemas que venían antes de la pandemia, como la informalidad o la brecha de género”, añadió.

Mientras tanto, la Misión de Empleo ha convocado dos reuniones públicas hasta el momento, en las que recogieron insumos sobre protección social y brecha de género. Eso sí, todavía no habrá información oficial hasta el otro año y, según fuentes cercanas al proceso, si hay algún hallazgo previo podrían dar información antes del 2021.María Camila González OlarteEn Twitter: @CamilaGolarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.