Vie. Jun 5th, 2020

diariodevichada

Otro sitio realizado con WordPress

La polémica que se formó por cuenta del Congreso virtual – Congreso – Política

4 min read



Toda una polémica se formó entre los partidos políticos por cuenta de la posibilidad de que el Congreso sesione de manera virtual, algo que, al parecer, jurídicamente no está claro.

Aunque hay congresistas –especialmente de oposición– que insisten en que se cite a Senado y Cámara mientras dura el aislamiento preventivo obligatorio, hay otros que no ven la manera de conseguir este propósito.

El pasado sábado, el presidente Iván Duque publicó un mensaje en Twitter en el que anunció que autorizaría al Congreso, las asambleas departamentales, los concejos y los tribunales de justicia para que acudieran a la tecnología para no frenar sus labores.

(En contexto: Presidente Duque autoriza que Congreso y cortes sesionen virtualmente)

Sin embargo, hasta ahora el Gobierno no ha publicado el decreto que habilitaría estas sesiones legislativas, una modalidad inédita en la historia de Colombia.

EL TIEMPO supo que desde hace varios días el borrador de esta norma se encuentra en estudio de la Oficina Jurídica de la Presidencia.

La idea, en principio, es que el Presidente, amparado en el estado de emergencia, incluya una mención en el reglamento del Congreso –que es una ley orgánica– que les permita reunirse virtualmente.

Pero al respecto hay varias dudas jurídicas que, al parecer, tienen al Gobierno pensando la salida adecuada para darles vía libre a estas deliberaciones.

Las pruebas

En medio de la controversia política y jurídica, tanto Senado como Cámara han venido avanzando en los estudios técnicos respectivos para hacer esto realidad.Por los lados del Senado se conformó un equipo de alrededor de 12 personas entre ingenieros de sistemas, técnicos y funcionarios de distintas áreas que trabajan en el tema.

El objetivo es que la herramienta permita a la corporación sesionar con todos sus pasos, tomando en cuenta que se trata de conectar a más de 100 senadores, más los otros funcionarios implicados en una cita normal.Y cuando se trate de un debate de control político debe pensarse en la conexión remota de los ministros y funcionarios citados.

Dentro de las exigencias que se requieren están, entre otras, el registro de asistencia de los senadores, el mecanismo para el otorgamiento de la palabra, la manera como se darían las mociones de orden que pidan los congresistas y las réplicas de estos a los discursos de sus compañeros.

La tecnología existe. Se puede trabajar presencial o virtualmente.

Lo que no puede hacer es prescindir de ambas modalidades.

Esta foto de ayer muestra a congresistas de 6 partidos distintos.

La prioridad es lograr medidas concretas para millones de colombianos, nada más. pic.twitter.com/84mOPoLbHU

— Angélica Lozano Correa?? (@AngelicaLozanoC) March 27, 2020

De igual forma, esta plataforma tendría que contener una modalidad de votación que cumpla con los estándares de seguridad para que los hackers no vayan a alterar los resultados, y debe incluir la forma en que todo lo que suceda en la sesión quede registrado.

En este sentido, ya se han hechos dos simulacros de alrededor de tres horas –uno el pasado jueves 26 y otro el viernes 27– y, hasta el momento, a la herramienta le faltan algunos ajustes.Aunque el costo de esta herramienta todavía no se ha podido calcular, lo cierto es que este correría por cuenta del Senado.

Obstáculos en la Cámara

Entre tanto, en la Cámara hay algunos obstáculos que se están tratando de resolver, como, por ejemplo, el software que se utilizaría para las sesiones virtuales y de dónde se financiaría.

Aunque en un principio se pensó en usar uno con el que cuenta la corporación, el pasado jueves se descartó, ya que se descubrió que este no podría cumplir con las especificaciones que exige una reunión de los 172 representantes a la Cámara.También existe otra duda y es que, según las normas vigentes, cada representante debe tener su firma legalmente registrada para que su presencia en la sesión y su voto sean validados, y no se sabe cómo harían ese trámite los 172 legisladores.

Así las cosas, las sesiones virtuales del Congreso deben superar tres escollos: los técnicos, los jurídicos y los políticos, que parecen ser los más importantes.

Oposición, la que más ha insistido

En medio de la controversia jurídica, varios sectores de oposición al Gobierno siguen insistiendo en que se sesione inmediatamente.

La senadora Angélica Lozano, de los ‘verdes’, ha dicho que no entiende “una democracia donde el Congreso está en casa sin liderar constructivamente medidas de alivio a la sociedad”.

El presidente del Congreso, Lidio García, ha manifestado que aunque entiende los reclamos de los opositores, también debe tener en cuenta medidas contra el coronavirus como la prohibición de que haya más de 50 personas en un evento.“Hay un cúmulo de temas que imposibilitan que el Congreso esté en este momento en una plenaria en la que hay 108 congresistas, más todo el equipo técnico, de trabajo y asesores. Es una locura meter más de 100 personas en un recinto tan pequeño”, le dijo García a W Radio.

El tema central que abordaría el Congreso en las sesiones virtuales sería el control a las medidas que ha tomado el Gobierno para enfrentar esta emergencia.POLÍTICA



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.